domingo, 3 de octubre de 2010

Del genio a la gen-eración "ni-ni"


Ya no hay mujeres como las de antes. Ya no hay vicios permitidos, ya no existe la magia de poesía y excesos. Ni rastro de la bohemia, de la corriente desgarradora tintada de gloria y trauma. Ya no hay escritores de violencia bukowskiana, ya no hay poemas de realismo sucio nacidos junto a los posos ebrios de una noche demasiado amarga. ¿Donde está el romanticismo de las pensiones baratas, de las nubes de ceniza, del arte como rebelión al castigo de la vida? ¿Dónde quedó el cristal ahumado, viejo, saturado de sensibilidad y de cicatrices? Dónde quedó el dolor del éxito, la visceralidad. El genio enfrascado en una botella de whisky. La pasión y el dolor por la vida. La entrega total y asboluta. Las obras, literarias, fotográficas, fílmicas, testigo de la lucha librada. Dónde ha quedado toda esa fuerza, toda esa belleza. Toda esa poesía hecha historias, reales como la vida misma. Sufrientes como la vida misma. Y tan saturadas de arte, de genio, de sentimiento, que no pueden pertenecer a este mundo.

Ya no hay Beat Generations, no hay Factory's donde dudar de todo, donde experimentarlo todo. Romántica actitud de la decadencia, destelleante estética de la dedicación, de la cultura, de la inquietud incapaz de contenerse en un solo cuerpo, imperfecto como es el humano. Demasiado genio. Demasiado talento. Demasiada sensibilidad. Demasiada vida, escapándose entre las yemas de los dedos.

Y yo, que no lo he vivido, lo echo de menos.


1 comentario:

  1. bueno, buen post. Me gustaría una segunda parte, el tema da de sí

    ResponderEliminar